Se encuentra usted aquí

Electrodomésticos y electrónica

Electrodomésticos y electrónica

Algunos aparatos eléctricos y electrónicos (televisores, equipos de audio, teléfonos celulares, ordenadores, impresoras…) pueden contener y/o liberar sustancias tales como mercurio, cadmio, plomo, cromo hexavalente, retardantes de llama bromados, compuestos perfluorados, ftalatos, formaldehído, etc. La normativa no es demasiado exigente y ello origina problemas ambientales desde la fabricación hasta la gestión de residuos. Uno de los materiales que más polémica ha originado es el plástico PVC, que puede incorporar los más diversos aditivos, como ftalatos o compuestos órgano estánnicos.

Algunas ONGs publican listas de empresas que utilizan o no una serie de sustancias en sus productos. Optar por marcas que no empleen algunas de las sustancias puede ser bueno, aunque queda mucho por hacer para poder disponer de una buena información en ese sentido. 

Radiaciones electromagnéticas

Nuestra vida diaria está llena de aparatos y tecnologías de uso cotidiano, que están emitiendo radiaciones continuamente y que interfieren con nuestro propio bioelectromagnetismo vital. Hasta el más común de los electrodomésticos que tenemos en casa puede suponer, utilizado inadecuadamente, un factor de riesgo potencial para nuestra salud debido a la cantidad de ondas electromagnéticas que emite. La Organización Mundial de la Salud clasifica los campos y magnéticos de baja frecuencias como posibles cancerígenos (grupo 2B) en 2002. Los campos de radiofrecuencia pertenecen al mismo grupo desde mayo de 2011

Móvil, teléfono inalámbrico y wifi despiertan cada vez mayor preocupación y pueden ocasionar una amplia gama de síntomas como: dificultad para conciliar el sueño, dolores musculares, estados de ansiedad, agresividad, hiperactividad y déficit de atención, etc. Y a largo plazo trastornos nerviosos, síndrome de fatiga crónica, estrés, irritabilidad, depresiones, cefaleas, e incluso enfermedades crónicas y degenerativas y enfermedades autoinmunes (cáncer y leucemia)

Son muy numerosos los científicos que dedican actualmente sus esfuerzos a determinar cuál es la influencia real de las radiofrecuencias, en especial cuando hablamos de telefonía móvil: efectos sobre la actividad cerebral, influencia en desarrollo de tumores cerebrales, cambios en el ritmo cardiaco, infertilidad, etc.

Electrodomésticos e instalación eléctrica. Al tratarse de bajas energías, no se ha dado importancia a sus consecuencias, excepto en el caso de las descargas eléctricas. Sin embargo ya se ha comprobado la relación existente entre las bajas frecuencias y alteraciones cardiovasculares, diversos tipos de cáncer, leucemia infantil y otros. 

 

 Para más información: 
 
 Web Hogar sin tóxicos - Electrodomésticos y electrónica
 Web Hogar sin tóxicos - Campos electromagnéticos
 Descárgate gratis el libro Hogar sin tóxicos 
 Programa gratuito de reducción de contaninantes en tu hogar 
 Hazte formador de Salud Ambiental en la Escuela

 

Sustancias relacionadas

No se encontraron resultados.