Basura y productos de desecho

Los desechos son desperdicios o sobrantes de las actividades humanas. En el mundo industrializado su incremento es constante.

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) define como residuo a «aquellas materias generadas en las actividades de producción y consumo, que no han alcanzado un valor económico en el contexto en el que son producidas».

Existen diferentes tipos de residuos:

  • Los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) son las basuras que producimos diariamente en nuestras casas, tiendas, oficinas, mercados, restaurantes, calles, etc.
  • Residuos Tóxicos y Peligrosos (RTP) son los producidos en procesos industriales y que deben ser gestionados de forma especial. En nuestras casas también tenemos este tipo de residuos (lejía, pinturas, aerosoles, disolventes, pilas…).
  • Otros Residuos son aquellos que producimos en actividades industriales o de construcción y que no son ninguno de los anteriores.

El aumento de los desechos o su mala gestión, pueden favorecer el aumento de plagas urbanas (roedores, insectos…), el posible riesgo de incendios y la posibilidad de alergias o infecciones derivadas de los residuos biológicos.

Ante el aumento del volumen de residuos producidos, es importante educar en unos hábitos de consumoencaminados a disminuir su crecimiento. En ese sentido debemos guiarnos por la conocida como regla de las tres erres:

Reducir

Si reducimos el problema, disminuimos el impacto en el medio ambiente:

  • Reducir o eliminar la cantidad de materiales destinados a un uso único (por ejemplo, los embalajes).
  • Como individuos, reducir nuestro consumo de productos de los que podemos prescindir. Ne dejarnos guiar por la publicidad y avanzar hacia un verdadero consumo responsable y sostenible.
  • Adaptar los aparatos en función de sus necesidades (por ejemplo, poner lavadoras y lavavajillas llenos y no a media carga).
  • Reducir pérdidas energéticas o de recursos: de agua, desconexión de aparatos eléctricos en stand by, conducción eficiente, desconectar transformadores, etc.

Reutilizar

Reutilizar un objeto para darle una segunda vida útil. Todos los materiales o bienes pueden tener más de una vida útil, bien sea reparándolos para un mismo uso o con imaginación para un uso diferente.

Ejemplos: Utilizar la otra cara de las hojas impresas, rellenar botellas, etc.

Reciclar

El reciclaje es un proceso cuyo objetivo es convertir desechos en nuevos productos para prevenir el desuso de materiales potencialmente útiles.

Ejemplo: El vidrio y la mayoría de plásticos se pueden reciclar calentándolos hasta que se funden y dándoles una nueva forma. Es como utilizar algo de su principio, aunque la eficiencia no es del cien por cien en general. En el caso del vidrio en concreto, sí es completamente reciclable: de una botella se podría obtener otra botella.

Aunque muchas veces se piensa que reciclar es la “R” más importante, esto no es así, debemos centrar nuestros esfuerzos en las primeras dos “R” y más concretamente en reducir, porque así, evitaremos el problema de raíz.

Basura y productos de desecho

Basura y productos de desecho