Juguetes y material escolar

Juguetes

Hoy en día, materiales como el plástico son dominantes en los juguetes y en ocasiones pueden contener sustancias como los ftalatos o los retardantes de llama.

La UE prohibió ciertos ftalatos en determinados juguetes y productos infantiles. Pero queda mucho para conseguir que sea una realidad la ausencia de este tipo de sustancias en muchos juguetes. Prueba de ello son las denuncias realizadas por entidades como la OCU que han seguido detectando sustancias como los ftalatos en diferentes tipos de productos: alfombras de juego infantiles, estuches de pinturas, figuras articuladas… Y en algunas ocasiones, otras sustancias como el plomo, detectadas por ejemplo en la pintura de algunos productos.

Debemos la reducir la exposición a las sustancias que pueden desprender estos productos eliminando el polvo del cuarto de los niños, con una buena ventilación, etc. Y eligiendo juguetes fabricados con materiales respetuosos con la salud y el medio ambiente y libres de tóxicos.

Material escolar

En el caso de materiales escolares, por ejemplo algunos líquidos correctores pueden ser muy tóxicos y se ha denunciado la presencia de sustancias plastificantes problemáticas, como los ftalatos, en gomas de borrar y otros útiles, con especial preocupación por los niños. Productos como los rotuladores pueden contener sustancias preocupantes en sus tintas y disolventes como cloruro de metileno, tolueno, xileno y otras posibles sustancias.

Bastantes adhesivos (para madera, plástico, cerámica…) pueden contener sustancias tóxicas, por ejemplo, disolventes o el temido bisfenol A.

También se ha denunciado la presencia de sustancias tóxicas, como cadmio, cromo o plomo, en ciertas plastilinas infantiles.

Como alternativa podemos emplear pegamentos menos tóxicos (por ejemplo, basados en agua) y tener cuidado análogo con cosas como los líquidos correctores. Si se puede, sustituir el uso de ciertos rotuladores por el de lápices más naturales. Y por supuesto, especialmente en el caso de los niños, procurar que cosas que puedan morder o llevarse a la boca, como las gomas, no contengan compuestos como los ftalatos.

Además, después de utilizar ciertos productos que pueden mancharnos las manos (rotuladores, pinturas líquidas como las témperas, pegamentos, correctores…), debemos lavárnoslas; y mientras los estamos utilizando debemos mantener la ventilación de la habitación donde estamos para evitar inhalar los disolventes que algunos de estos productos (pegamentos, pinturas líquidas…) pueden emitir al aire.

Juguetes y material escolar

Juguetes y material escolar